miércoles, 26 de marzo de 2014

Catalunya España 20. Don JMM

    Fue el  mejor jefe que he tenido en mi vida.   Era un andaluz alto, enjuto, sobrio, ingeniero de  formación , de profesión funcionario, y muy, muy culto. Pasé muchas horas, a lo largo de muchos días,con él, y a fe que era una auténtica delicia su educada y ponderada educación, con su deje sevillano  ya muy modulado por los muchos años en Barcelona, pero todavía perceptible.  Su formación técnica, y su pasión humanista, que le venía de familia, una familia "fina" en el mejor sentido de la palabra, le hacía transitar por todos los temas con ecuanimidad y lucidez no exentas de un punto, pero solo un punto, de pasión, y otro punto de compasiva ironía. Recuerdo el día que me enseñó orgullosamente, sabiendo que yo lo apreciaría, el carnet del C.E.C. de su padre,casi miembro fundador, encuadrándolo en esa raza hombres cultos y liberales de principios del siglo XX, religiosos y liberales, que fueron pioneros del amor a la ciencia y a la naturaleza, y exquisitos degustadores de todas las artes.

   Decía lo de estar a sus órdenes. Nunca he trabajado tanto, y sin embargo tan a gusto, a las órdenes de nadie. Jamás me metía prisa; al contrario, me decía "Tranquilo Derqui, tómese el tiempo que necesite". Jamás superponía una orden; hasta que no habías acabado su último encargo, no te ponía otra tarea...  Eso sí, en cuanto acababas, ya te tenía preparada la siguiente... "Pero sin prisa; Vd a lo suyo."

        Como  buen humanista le apasionaba la lingüística. Decía que la lingüística es la matemática de las humanidades. Y desde luego se distanciaba mucho de ese generalizado sentimiento de muchos españoles, de sentirse desdeñosos, cuando no afrentados, por la presencia de otra lengua distinta del castellano (debo decir, para mi consternación,que yo fui uno de ellos. Lo  contaré cuando llegue la hora del psicoanálisis). Decía: "Que en España hayan otras lenguas es una riqueza incalculable. De todos los tesoros culturales (en el sentido antropológico), ninguno es tan valioso como una Lengua.  Y hay que hacer lo que sea para que ninguna de las lenguas que tenemos se pierda".

    Sirva de paso homenaje a don JMM,  del que, al cambiar de destino a La Molina, no me despedí adecuadamente Fueron pasando los años diciéndome a mi mismo que tenía que ir a verle en alguna de mis periódicas visitas a Barcelona. Una de las veces que pregunté por él me dijeron que estaba enfermo; de cáncer. a la vez siguiente que ya había fallecido. Una más de las innumerables negligencias de mi vida.

    Termino con una frase ya habitual en este blog,y en mi vida: Volveremos a hablar  de Don JMM.

lunes, 24 de marzo de 2014

Gutierrez Mellado, el olvidado

   Insisten mucho los comentaristas en la soledad de Suarez. Por mi parte ya he señalado en la anterior entrada que una de las cosas interesantes de los líderes providenciales es el personal  que le ayuda, o el que en su entrono le deja hacer. Recuerdo un comentario en ese sentido de Indro Montanelli en su "Historia de los griegos" a propósito de la Batalla de Maratón y de su vencedor  Milcíades. Tenían el mando por turno, y aquella mañana no le tocaba. Pero vio la ocasión de ganar la batalla con una táctica muy osada,  y el que tenía el mando se lo cedió. Comenta Montanelli el mérito que tiene ese anónimo general que le cedió el mando en tales circunstancias (Supongo que es como tirar un penalty)

    Perdonad esa pequeña digresión,  que introduce el tema de los militares.Creo recordar que uno de esos valiosos colaboradores de Suárez, solitario como él, fue el teniente general  Don Manuel Gutierrez Mellado. Helo aquí con Suarez:



   Dejo un par imágenes de este hombre, que se comió uno  de los marrones más gordos de la transición, pero que conoció la gloria en vida, gracias a supo  estar a la altura de las circunstancias, con una  gallardía admirable y envidiable cuando la historia le pasó por delante. Era el ministro de defensa cuando la intentona golpista del 23--F

  Veamos otra foto de ese terrible momento histórico y de la gallardía que mencionaba.

 

   Una gallardía que tuvo que llegarles a los propios militares."Una imagen...". Recuerdo que en una entrevista le preguntaron que le decía a Tejero, cuando se levantó de su escaño y se dirigió a él en  plena intentona. Él dijo que le estaba ordenando que se cuadrase porque estaba ante un superior.

   ¡Que tío! ¡que par de huevos!  ¡como le quisimos todos los españoles! E incluso los no muy españoles; recuerdo que una vez  pasaba por Bagur, en la Csta Brava,  donde él veraneaba, y un vecino, por cierto bastante nacionalista, me señaló un restaurante que frecuentaba "EL Guti" aludiendo a él en un tono de respetuosa admiración.

SUAREZ, la soledad del líder


Es obligado el homenaje

Dos imágenes por dos mil palabras. Vamos con la primera:


    Nuestras identidades, también las colectivas, se configuran en la relación. Nos guste o no nos guste, uno de los componentes del sentimiento de nosotros mismos,de nuestra identidad, es lo que de nosotros se dice. También ocurre con las identidades colectivas, como la española, y por eso nos afecta tanto lo que se diga en el extranjero de los Españoles. Y por eso subimos inmediatamente a los altares al compadre que consigue salir en la prensa mundial: como los  artistas y deportistas de élite. Y por eso esta portada de TIME. Sea ese el  primer homenaje.

    Y vamos con la segunda:  Como antítesis (incluso hegeliana) a la imagen del líder macho-alfa, despótico y arbitrario, muy querida de cierta progresía adolescente, me gusta proponer el líder tipo presidente de comunidad. El pobre compadre con más responsabilidad que poder etológico, que asume una responsabilidad porque "toca" y porque nadie quiere tomarla. En aquella época yo me enteraba de poco.. (aún menos que ahora), pero me llegó el acoso a Suarez de los propios suyos, y su soledad en los últimos meses de su mandato. Especialmente cuando se reflejaba en imágenes impresionantes, como la que va a continuación. Poco antes de su dimisión recuerdo una portada de El País con una foto como esa (debieron hacerse muchas, porque la circunstancia no era rara): Suarez solo en la bancada del gobierno. ¡Qué imagen!  ¡Qué melancolía!. Vedla:





    Va contra el talante de este blog los planteamientos tipo "buenos y malos". En los comentarios que estoy oyendo se tiende a darles el papel de "malos" a sus compañeros de partido, que le abandonaron, cuando no le traicionaron directamente. Errores de cálculo de señores feudales de la política, que defenestraron al líder cuando creyeron que podían capitalizar el éxito de UCD a sus propios reinos taifas. Posiblemente algo de eso hubo. Pero en ese sentido me gusta el comentario  de Ignacio Camacho: en aquella época había una sensación de que la situación se iba de las manos; el crimen de Atocha; el ruido de sables, los atentados de ETA, y la galopante inflación. Suarez fue el líder providencial que, entre otras cosas con unos grandes empuje  y encanto personal, consiguió hacer el Tetris de la transición. De aquella transición han destacado los comentaristas el papel de líderes colaterales que sintonizaron con aquel trabajo; por ejemplo Terradellas y Garicoechea (encantador cuando, tras una noche negociando los dos solos, por la mañana le pide a Suarez una camisa limpia ) entre los nacionalistas, y muy  especialmente el de Carrillo, que con enorme costo político, sujetó la calle en aquellos momentos tan delicados,como por ejemplo en el funeral de los abogados de Atocha.

                Yo era estudiante en aquella época y recuerdo perfectamente que el partido
          comunista era el  puto amo de la calle. Sus manifestaciones,cuando todavía 
          eran ilegales, se producían a diario en las ciudades españolas, y juntaban 
          fácilmente decenas de miles de asistentes.... Y de pronto un día, en plena transición, cesaron.

   Mi moraleja: los españoles también somos capaces de ser sabios y responsables cuando las circunstancias lo requieren. Al menos a veces. Lo digo porque conozco bien ese peculiar sentimiento autodestructivo, o autocrítico, que compartimos (también con los Catalanes). En ciertas ocasiones lo sorprendente no solo es el líder individual que surge en el momento adecuado, sino los compadres de su entorno que le dejan hacer.

jueves, 20 de marzo de 2014

La demolición del macho (3)...

   . . .  y la reconstrucción del padre.

   Con ocasión de este día del padre, ayer, han circulado por internet algunas bromas  gráficas que me han parecido bastante conmovedoras. Véase:



   La reconciliación del oscuro (como pocos) Dark Vader, con el simpático (como muchos) Luke Skywalker, en clave de dibujo infantil a lápiz,  aparte de una graciosa ocurrencia, tiene su enjundia psicoanalítica, por demás muy acorde con las resonancia míticas, en incluso místicas (a las que Lucas, iniciado en Joseph Campbell, no era ajeno), de los personajes y su epopeya. ¿Cuantos no habrán imitado, al ver el dibujo, la cavernosa voz del primero diciendo lo de "...yoo sooy tu padre"? 

    A ver si, al igual que el mito de la Asunción de María surge de una necesidad psico-social de las mujeres, esta reconciliación con la figura paterna, por siniestra que haya sido, también responde a una análoga necesidad "termodinámica" de la peña. Desde luego está muy en consonancia con la película Nebraska, como ya comentamos. Y también con las aseveraciones de los piscólogos ya citados en las anteriores entradas dedicadas al tema.
    Puestos a interpretar, también me gustaría creer que las espadas láser en el suelo signifiquen una cierta suavización de la oposición  sistemática a toda autoridad que ha caracterizado a la jóvenes y/o intelectuales en los últimos decenios, y que me temo haya contaminado la relacion paterno-filial de un par de generaciones.
     Le comenté estas reflexiones a un primo mío, persona sensible y cultivada, y me dijo riendo: A mi mi hijo de vez en cuando me llama "MADRO". Genial creatividad de una mente humana fresca.

miércoles, 19 de marzo de 2014

La demolición del macho (2)

    Decía en la anterior entrada dedicada a este tema, La demolición del macho (1),  que Gaudí, en la estructura simbólica de "la Sagrada Familia", fue un adelantado a su época en lo que se refiere a la preeminencia de lo femenino y del declinar de lo masculino. Quiero abundar en esta linea señalando que dicho movimiento cultural tiene profundas raíces en el inconsciente colectivo, raíces que no solo detectó Gaudí, que era un hombre muy religioso, sino la propia iglesia católica.

     Confieso que me regocija lo que esto tiene de provocación para el feminismo de signo izquierdista (que no lo es todo). ¿La iglesia? Si, la Iglesia católica. Lo cuenta Jung, como quien no quiere la cosa, en el último capítulo de su "Respuesta a Job", cuya glosa ("Job de Jung") es con mucho la página más visitada de este blog. La idea es que la Iglesia detectó ese ascenso del elemento femenino por la acumulación de apariciones "marianas" que se estaban produciendo en forma creciente en todo el mundo (Lourdes, Fátima, Guadalupe,...). La correcta percepción de esa "necesidad" dio lugar al último de los dogmas, ¡nada menos que del año 1950! que consistió en proclamar la ascensión en vida de la Virgen María a los cielos, lo que se conoce como la Asución de María.

    Añadamos que, según Jung, al subir la Virgen a los cielos junto a las tres figuras de la Trinidad, completa una poderosa cuaternidad, cubriendo la vacante que había dejado el definitivo destierro de Satán de los Olimpos cristianos.

    No me digan que no es, como mínimo, curioso.  Pero que este último alarde de "algebra psicoanalítica", al más puro estilo junguiano, no ensombrezca el tema de la Asunsión y su relación con la revolución feminística en ciernes. Porque el cambio social es un hecho tan tangible como la proclamación del dogma, o el formidable templo de cuya estructura simbólica está excluido el pobre San José.



viernes, 14 de marzo de 2014

Catalunya España 19

    Como conservador moderado admito mi afición a Carlos Herrera. Lo que no quiere decir que me encante TODO lo que hace.Me gusta su postura ecuánime, aunque socarrona, en el equilibrio izquierdas-derechas,o si se prefiere,  progrisitas--conservastadores. Pero en cambio creo que se equivoca en el tema de Catalunya. Y conste que no lo tengo muy claro. A lo mejor,  en esto de arrastrar identidades, un factor decisivo es ver quien es el más macho alfa, el más seguro de sí mismo en el arte de conquistar voluntades ajenas.

     No sé, pero temo por otro lado el siniestro fenómeno de las escaldas emocionales. Me viene a la cabeza una anécdota de mi época de estudiante. Fue en la Facultad de Ciencias de la Autónoma de Barcelona, en Bellaterra. Debía ser sobre el año 1972.  Mucho rojo rojísimo, asambleas, manifestaciones... Habíamos tenido una asamblea en clase en la que los progres estaban intentando que nos pusiéramos en huelga, lo que significaba suspender las clases (dicho sea de paso, hay pocas cosas más inanes y ridículas que una huelga de estudiantes.).Tras mucho discutir la asamblea votó a favor de la huelga por un estrecho margen. Cuando vino el profesor, (que por cierto, luego se convertiría en un político famoso) le salimos al encuentro para comunicarle la decisión. El tio se puso serio y dijo que vale, pero que quería que la votación se hiciese delante de él.  Los del staff accedimos con ciertos nervios porque la votación había sido ajustada. Así que entramos al aula, explicamos al personal lo que pasaba, y que teníamos que votar de nuevo.

     En este punto me gusta hacer un poco de encuesta preguntando a los oyentes que creen que pasó...  es curioso porque son más  los que se equivocan que los que aciertan.

     Pues pasó que, al preguntar en primer lugar los que estaban a favor de la huelga, se alzó inmediatamente un bosque de brazos. El profe se  fue chasqueado (era uno de los que se equivocaban)

    Es de cajón; si agredes a una identidad, aunque sea precaria, los individuos responden cerrando filas. Y es lo que me temo que (el resto de) los españoles estamos haciendo con los catalanes.

    Ahora bien, el argumento es reversible. Posiblemente nadie ha hecho tanto por reafirmar la identidad española como los catalanes... como no sean los aberchales.

 
P.D.:Y aprovechando que el Llobregat pasa por Manresa, hago un nuevo llamamiento a hacer una cadena humana entre (el resto de)  Espanya, y Cataluña. ¿¡No hay cien mil españoles dispuestos a hacer un gesto amoroso hacia los catalanes?!.  ¡¿A decirles que no queremos que se vayan, pero sin cabreos ni amenazas!? (...en todo caso con melancolía). Si así es, es decir, si así no es, tal vez  nos mereceremos que se hayan ido.

jueves, 13 de marzo de 2014

Rouco

    Siempre lo encontré bastante siniestro. Sus hipermontajes en las calles de Madrid acabaron aburriendo a sus propios seguidores... Muchas ganas de hacer política, y muchas ganas de tocar las narices a la progresía dominante.

   Y ahora finalmente el discursito el día del 11-M:

"...murieron, sufrieron y sufrimos porque hubo personas que, con una premeditación escalofriante, estaban dispuestas a matar inocentes a fin de conseguir oscuros objetivos de poder, porque hay individuos y grupos sin escrúpulo alguno, que desprecian el valor de la vida humana y su carácter inviolable, subordinándolo a la obtención de sus intereses económicos, sociales y políticos",


   Ningún talibán hubiera hecho un discurso más resabiado y cargado de mala leche.

    Muy cristiano.

Resumen conspiranoico.

     Lo que me hace gracia es que a los líderes de izquierdas (políticos u opinión)  se les llene la boca desacreditando las especulaciones "conspiranoicas" sobre el antentado del 11-M. Hasta hoy no me he dado cuenta de que hay un fondo de nerviosismo en esa aceptación del cierre judicial del asunto. Vaya por delante que la gran cagada la cometió Äznar, al no abrir el asunto, y compartirlo con los otros líderes. Al parecer Zapatero se lo ofreció, y se lo aconsejaron tanto Rato como Rajoy. Pero él no, erre que erre, vio alli la gran ocasión de reafirmar la mayoría absoluta que se le escapaba. Y por eso la mala leche que tiene desde entonces... porque se dio cuenta  de que se la habían colado doblada.

   Porque alguien le hizo creer (¿de forma deliberada?) que el atentado lo cometió la ETA. Hay un dato que no he vuelto a ver reflejado, pero que recuerdo leerlo, u oírlo, entonces: el olor. Al parecer el explosivo que usa ETA habitualmente deja un olor característico, y los primeros informes verbales señalaron la presencia de ese olor en los trenes atentados. Luego ese dato se difuminó... ¿quien lo dijo?.

    Luego hay datos objetivos, como que como atentado de Al-Qaeda es muy atípico; que se tratabo poco menos que de un grupo de chorizos, de los que la mitad eran confidentes de la policía...

    Algunos señalan el nefasto papel de Dezcallar, que dicen que fue de los que negó hasta el último momento que hubiera sido un atentado islamista...¡El jefe del CNI; no me digan que no es para cagarse!

    Así que el modelo (sí, modelo) "conspiranoico" surge por sí solo: Alguien o alguienes vieron la ocasión de hacer que Aznar la cagase del todo. Aznar picó el anzuelo y se lanzó a fondo con la interpretación etarra. Luego liaron una movilización callejera contra el PP, y estos se quedan bloqueados porque estaban en la situación del que acaba de sufrir un tocomocho: lo han engañado por pasarse de listo, y por eso no puede quejarse, ni  poner denuncia alguna .

   Y finalmente la gran cuestión de este conjunto de "cosas raras" : qui prodest.

  Así que no es  raro que a los sociatas, o a algunos de ellos, el  asunto les ponga un poco nerviosos. No podemos señalar a Zapatero, porque dio señales en su momento de qué sabía la verdad, e hizo por que le llegase a Aznar (lo cuenta el propio Pedro Jota, con el que sí habló)... Pero en un partido tan grande, donde, como ellos muy bien saben, muchos están más por "odio al rival" que por amor a su ideología, no es raro que se cuele mucha gente dispuesta "a lo que sea".

    Cuentan que a Dezcallar le dedicaron una gran ovación cuando se fue del CNI, poco después. ¿Por lo bien que lo acababa de hacer?